10 diciembre 2022

Las PASO no sólo van a dirimir disputas internas sino también liderazgos

Las elecciones primarias fueron creadas en diciembre de 2009 por medio de la ley de Democratización de la Representación Política , la transparencia y la equidad electoral, para la selección de candidatos a los cargos electivos del nivel nacional.

A 10 años de haber sido utilizadas por primera vez y en medio del contexto de pandemia, los argentinos se preparan para votar el próximo 12 de septiembre en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que se consagran este año como una instancia no sólo para dirimir competencias internas sino también liderazgos, tal como ocurrirá dentro de la coalición opositora Juntos por el Cambio.

Las PASO fueron creadas en diciembre de 2009 por medio de la ley de Democratización de la Representación Política, la transparencia y la equidad electoral, para la selección de candidatos a los cargos electivos del nivel nacional, y se utilizaron por primera en las elecciones de agosto de 2011.

Un debate permanente

Consultados por Télam, especialistas en la cuestión electoral sostienen sostienen que desde que fueron creadas y cada dos años, las primarias entran en debate, más allá de la fuerza política que esté en el poder.

Este año, signado por la pandemia, no fue la excepción y el debate sobre la conveniencia o no de llevarlas a cabo transcurrió con argumentos que iban desde cuestiones económicas hasta sanitarias para derogarlas, pero finamente el Gobierno nacional decidió trasladarlas del mes de agosto -en que tradicionalmente se celebran- al mes de septiembre para evitar el pico de contagios de coronavirus.

Entre los principales detractores de la realización de las PASO, se encontraban algunos de los referentes opositores, espacio que será -en esta oportunidad- el que mayor aprovechamiento realizará de la interna: Juntos por el Cambio tendrá internas reales en 17 provincias; entre ellas las estratégicas Buenos Aires y Córdoba.

Interrogantes como: "¿Para qué sirven?, ¿Qué aportan al sistema político? o ¿Es necesario gastar ese dinero teniendo en cuenta que la mayoría de las fuerzas llega con una lista de unidad? son algunos de los argumentos que se esgrimen a la hora de discutir sobre la utilidad de las PASO.

"Este año es cuando en su mayor expresión se van a usar las PASO: no sólo para dirimir competencias internas sino también liderazgos sobre la posterior candidatura presidencial para ir generando un nuevo líder", aseguró a Télam Alejandro Tullio, profesor de Derecho Electoral y director del Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de San Martín.

Según su cálculo, en las PASO de septiembre Juntos por el Cambio tendrá competencia en 17 provincias, el Frente de Todos solo en cinco provincias y la Izquierda en 18 distritos de país.

Las PASO fueron creadas con el confeso objetivo de fomentar la democratización interna de las agrupaciones políticas, ordenar la selección de candidaturas y la oferta electoral a través de la construcción de opciones más claras y acotadas para los votantes.

"Uno de los aspectos positivos que han tenido las primarias es el ordenamiento de la oferta partidaria. Desde el terremoto del 2001 se fue reforzando la tendencia hacia la comprensión en una oferta acotada", dijo a Télam Facundo Cruz, doctor en Ciencia Política, consultor, investigador y profesor universitario, quien analizó los datos de las PASO durante esta década.

Más leídas
Más relacionadas