06 diciembre 2022

"El gordo mortero", de agitador a precandidato

El militante de izquierda Sebastián Romero, popularmente conocido como "el gordo del mortero" por su participación en los incidentes en las afueras del Congreso en diciembre de 2017, se postuló como precandidato a Senador por la provincia de Santa Fe. El dirigente se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria tras haber sido extraditado desde Uruguay, donde pasó dos años y medio prófugo de la Justicia.

La historia de Sebastían Romero, conocido como el "Gordo Mortero" es muy particular. El hombre se hizo conocido por atacar al Congreso el 17 de diciembre del 2017, ocasión donde volaron 14 toneladas de piedra y 162 personas resultaron heridas, 88 de ellas policías (dos de ellos de gravedad).

Actualemnte se cortó las rastas y desde el living de su casa (donde cumple condena domiciliaria) se lanzó como precandidato a senador por la provincia de Santa Fe. Aspira a entrar por la puerta grande a la misma Institución que años atrás atacó con un arma inventada por él para la ocasión.

Romero se postula como por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) que participa en la interna del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. En los últimos días aseguró que es un "preso político" y aclaró que no existe ninguna normativa que le prohíba ser candidato.

"Todos fuimos perseguidos por el gobierno anterior, que nos persiguió, nos empobreció y nos dejó sin trabajo con políticas de saqueo y represión", aseguró que en una reunión virtual con militantes del PSTU. Y agregó: "Este Gobierno no está siendo distinto con las políticas que lleva adelante".

Cabe recordar que el "Gordo Mortero" se fugó 2 años a las playas uruguayas hasta que fue capturado en mayo de 2020. A diferencia de muchos países donde existe la denominada ley de "Ficha Limpia" para ingresar al Congreso, Romero busca esconderse detrás de los fueros que puede darle una banca en el Senado.

Más leídas
Más relacionadas