07 octubre 2022

Bolsonaro tuvo que comer pizza en la calle en Nueva York por no estar vacunado

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo que cenar en la calle neoyorquina por no tener el pase sanitario, que solo pueden sacar personas que estén vacunadas.

El 76° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), que comenzó este martes tiene como sede a la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos. A aquel país viajaron varios presidentes de distintas naciones, entre ellos Jair Bolsonaro, mandatario de Brasil.

Bolsonaro cuenta con una particularidad en comparación a la gran parte de representantes de todos los países en la Asamblea. El presidente brasileño no está vacunado contra el coronavirus, y viene rechazando la inoculación desde hace tiempo.
En los Estados Unidos, especialmente en los estados donde hay dirección o mayoría del Partido Demócrata, la vacunación es un requisito indispensable para realizar ciertas actividades. Entre ellas, poder ingresar a restaurantes y otros lugares públicos.
En el caso de la ciudad de Nueva York, cuyo alcalde es Bill de Blasio, existen ciertas restricciones para los que no están vacunados. Para poder concurrir a los lugares gastronómicos, entre otros atractivos públicos de la ciudad, se debe contar con un pase sanitario, el cual solo pueden sacar personas vacunadas.
Lo cierto es que Bolsonaro, al no estar inoculado contra el coronavirus, fue afectado en carne propia por estas medidas. El domingo por la noche, el presidente y su delegación quisieron ir a comer pizza a un restaurante en las calles de Nueva York, pero se les negó la entrada por no contar con el pase sanitario.
Debido a esta situación, la delegación brasileña comió su pizza en las veredas neoyorquinas. “Cena de lujo en Nueva York”, bromeó en Twitter el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Luiz Eduardo Ramos, adjuntando una foto de Bolsonaro disfrutando de su porción de pizza junto a varios miembros de su delegación.
“El presidente es una persona a la que le gusta ir a ambientes más simples, incluso en Brasil. Lo mismo que hace ahí, lo hace aquí”, expresó a la prensa el lunes el ministro de Salud brasileño, Marcelo Queiroga. Desde la delegación explicaron que Bolsonaro tomó esa decisión por su “sencillez”.
No obstante, no todos están de acuerdo con ese mensaje. “A Bolsonaro le gusta simular simplicidad y modestia en momentos así, pero no se trata de gusto o elección, sino de una imposición de la ley vigente en Nueva York”, señaló el célebre columnista Reinaldo Azevedo en el portal de noticias Uol.
Más leídas
Más relacionadas