30 septiembre 2022

Gatillo fácil: desplazaron a los policías involucrados en el asesinato del joven futbolista

La medida se conoció luego de que se confirmara que el jugador de Barracas que falleció luego de padecer “muerte cerebral”.

Los tres policías de la Ciudad implicados en el tiroteo en el que Lucas González (17), el jugador de Barracas Central, fue baleado en la cabeza ayer por la mañana en un confuso episodio en inmediaciones de la villa 21-24 de Barracas fueron desplazados.

Fuentes policiales informaron que fue Marcelo D’Alessandro, ministro de Justicia y Seguridad porteño, quien pasado el mediodía de este jueves firmó el pase a disponibilidad de los policías involucrados.

La medida se conoció luego de que se confirmara que Lucas tiene “muerte cerebral”. Cintia, la mamá del chico baleado, denunció que a Lucas lo balearon sin ningún motivo. “Fue gatillo fácil”, aseguró la mujer. Tiempo después se conoció que el joven perdió la vida.

El juvenil futbolista de Barracas, junto a otros tres adolescente de 17 años, el miércoles por la mañana quedaron involucrados en confuso ataque en inmediaciones de la villa 21-24, cuando los policías, según ellos aseguran, quisieron detener el auto en el que iban para identificarlos y los chicos se dieron a la fuga.

Los otros tres adolescentes habían sido alojados en el instituto de menores de Inchausti y ya fueron liberados. Dos habían sido detenidos en Barracas y el tercero se entregó en una comisaría junto a su madre ayer por la tarde.

La investigación del extraño episodio quedó en manos de la Fiscalía Criminal y Correccional Nº32, quien dio intervención a la Federal para que investigara el accionar de los policías porteños. Sin embargo, los interrogantes alrededor del caso, siguen siendo varios.

Asesinato del jugador de Barracas: los antecedentes
El caso del jugador de Barracas baleado por efectivos de la Policía de la Ciudad tiene antecedentes en los últimos años en los que hubo abuso de sus funciones que derivaron en homicidios u otras situaciones de violencia institucional.

Precisamente ayer, en el barrio de Constitución, un efectivo de la policía porteña disparó al menos 12 tiros para lograr la detención de un hombre armado con un cuchillo que quiso agredirlo, pero también hirió de un tiro en un brazo a un transeúnte que circunstancialmente pasaba por el lugar.

El hecho, ocurrido en la plaza Garay ubicada en la calle Pavón al 1600, quedó filmado por un vecino y se viralizó en las redes sociales, y se observa el momento en el que cuatro policías intentan retener a un hombre que se mostraba de manera agresiva y estaba armado con un cuchillo, pero ante la negativa por entregarse le disparan al menos 12 balazos, dos de los cuales impactaron en sus piernas.

El domingo último otro policía de la Ciudad quedó detenido acusado de matar de un disparo en la cabeza a un joven que presuntamente intentó robarle el vehículo junto a un cómplice en la localidad bonaerense de Quilmes.

Más leídas
Más relacionadas