30 septiembre 2022

Por la suba de la carne, el Gobierno amenaza con más retenciones

No se descarta aplicar una vieja estrategia de Guillermo Moreno de “subsidios cruzados”, que ya se aplica en el mercado de los aceites de mezcla.

Tras una disparada en el precio de la carne, que en las últimas dos semanas acumuló un 25% en el precio del ganado en pie, el Gobierno amenaza con subir las retenciones y aplicar una vieja estrategia de Guillermo Moreno. basada en “subsidios cruzados”.

El secretario de Comercio, Roberto Feletti mencionó que analizan “la segunda fase” del programa de precios congelados “en productos clave como carne, pollo, pan y parte de leche fresca”. El objetivo pasa por desenganchar los precios locales de los internacionales.

Sobre los aumentos en el precio de la carne, para Felleti ocurrieron por “una baja en la oferta”, a la que considera una “maniobras especulativa en el aumento del novillo esta semana ya que la menor oferta de reces no justifica el aumento de 26 por ciento en lo que va del mes.

Por el momento, rige un congelamiento de precios por el fin de semana. Sin embargo, el funcionario reconoció que “no sabe” que sucederá por que los supermercados y carnicerías deberán reponer la mercadería, aunque adelantó que todo movimiento desmedido que ocurra será retrotraído. Sin embargo ya adelantó que estos aumentos se verán impactados en la inflación de noviembre: “probablemente a fin de mes se vea este aumento tanto de la carne como del pollo. También observamos aumentos de precios de productos por fuera del programa, sobre todo productos de gama para segmentar el consumo”.

Es por ello que, en paralelo, el Gobierno convocará a frigoríficos exportadores, mercadointernistas y carniceros para establecer un plan de acción y avanzar con su ya fracasado intento de desvincular los precios internacionales de los locales.

Respecto al mecanismo de “subsidios cruzados”, Felleti adelantó que consiste en “un acuerdo entre privados por el que parte de la renta exportadora se destina a subsidiar el precio de aquellos que venden en el mercado interno”. “El modelo es el de aceite mezcla (donde ya se aplica esta medida) y es exitoso en términos de precios y para el productor, porque el subsidio para que se mantenga el precio del mercado interno es apenas el 1,9%, mucho menos que las retenciones tradicionales”, sostuvo el secretario de Comercio Interior en defensa de la medida.

El secretario de Comercio también resaltó que el ministro de Economía, Martín Guzmán, tiene “la misma proyección en términos del aumento de precios internacionales” y que “se mostró dispuesto a escuchar e incluso estuvo de acuerdo en evaluar” tanto la suba de retenciones como los subsidios cruzados para contener el precio de la carne, primero, y luego de otros alimentos.

 

Más leídas
Más relacionadas