25 mayo 2024

Periodista de Crónica relató en vivo que le estaban desvalijando su casa

Alejandro Pueblas estaba al aire cuando le avisaron de la violenta situación en su domicilio, pidió disculpas a sus compañeros y abandonó el móvil.

Dramático episodio en la televisión argentina: el periodista Alejandro Pueblas estaba en pleno vivo en Crónica HD cuando le avisaron que le estaban desvalijando la casa. El profesional pidió disculpas a sus compañeros y abandonó el móvil.

Todo sucedió mientras hacía una recorrida por el barrio con la intención de darle una mano a la familia de la mascota. “¿Qué pasó, Pueblas?”, le preguntó desde el piso el conductor Esteban Trebucq.

“Me acaban de entrar a robar mi casa, me avisan que me rompieron la ventana de mi casa. Yo me tengo que ir del móvil, perdonen. Tengo gente adentro de mi casa, me la están desmantelando”, dijo de un tirón el movilero. “Quiero un móvil policial urgente”, pidió Pueblas a la vez en que dio la dirección de su casa, en la localidad de Los Hornos, en La Plata. “Esto es Argentina”, editorializó Trebucq, mientras Pueblas se dirigía a su casa para ver qué había pasado.

Una hora más tarde, Pueblas volvió al aire y dio cuenta de las pérdidas sufridas. “Nunca me imaginé esto. Siempre jodo con que voy a narrar mi propia noticia. Esto le pasa a un montón de argentinos: llegan a su casa y les hacen esto. Esto pasó en una calle céntrica de la ciudad, estamos en Los Hornos, esta es mi casa. Llegué y me la encontré así”, dijo el periodista a la vez en que mostraba cómo le rompieron la persiana para ingresar a su hogar y cómo también había sido violada una ventana superior.

“Toda la casa revuelta, como en cualquier robo cuando a uno le roban un montón de cosas que cuestan”, dijo con la voz quebrada, a la vez en que hacía un recuento rápido de las pérdidas. “Televisor arrancado, un mueble con las cosas de mi hija, todo revuelto. Dinero, cosas que habían en la heladera… Un montón”.

“Pueblas, voy a ser concreto: eso que me dijo por privado, ¿está o no está?”, le preguntó el conductor. “No, no está”, contestó el movilero. “La concha de la lora”, exclamó con indignación “El Pelado de Crónica”. Un rato después, el conductor reveló que la pérdida se trataba de los ahorros de toda la vida de su compañero.

Más leídas
Más relacionadas