29 septiembre 2022

Generó "revuelo" la compra de un avión de USD 7 millones

Se trata de un Beechcraft King Air que será usado para el traslado de funcionarios y vuelos sanitarios. Lo compró Berni.

La compra de un avión bimotor por parte del gobierno de Axel Kicillof generó revuelo en los últimos días. Desde la oposición sostienen que hubo sobreprecio y que no es prioridad. Además, avanzarán con un pedido de informes en la Legislatura.

La adquisición de la aeronave fue adelantada por el sitio Border Periodismo y la noticia disparó varias especulaciones. Se trata de un Beechcraft King Air B200GT/250 fabricado en junio de 2020 que tiene capacidad para ocho personas.

Por ese avión, el gobierno de Kicillof pagó poco más de 7 millones de dólares en una licitación pública a la única empresa oferente: la compañía Rslink LLC, con sede en Estados Unidos.

"Se pagó más por el avión que lo que vale el mismo modelo cero kilómetro", dicen senadores de Juntos en el pedido de informes y destacan que según el sitio especializado Blue Book, el mismo modelo recién salido de fábrica está valuado en 5.5 millones de dólares.

Fuentes del gobierno niegan cualquier tipo de sobreprecio y explican que en la provincia los mecanismos de compra son inversos a los del gobierno nacional. "Allá hacés una compra y después tenés que demostrar por qué la hiciste", dicen en referencia al sistema de compras de la Rosada.

La administración bonaerense es compleja. Las compras extraordinarias tienen que afrontar antes de ejecutarse un largo derrotero por varios organismos de control. Cada compra de este tipo tiene que tener luz verde de todos los organismos competentes.

"En este caso, todos los organismos de control aprobaron la compra y esa compra se ejecutó de acuerdo a las necesidades del Ejecutivo y el consentimiento de los organismos de control. Después es un tema opinable si los asientos deberían ser los que tiene el avión o si el color de la aeronave es el adecuado", dicen desde el gobierno.

Todos los organismos de control aprobaron la compra y esa compra se ejecutó de acuerdo a las necesidades del Ejecutivo y el consentimiento de los organismos de control.

Con más de 300.000 kilómetros cuadrados, Buenos Aires es la segunda provincia con mayor superficie después de Tierra del Fuego. La necesidad de una flota aérea es clave. Desde La Plata explican que el avión nuevo avión tiene la capacidad de aterrizar en aeródromos chicos que en muchos casos tiene pistas no asfaltadas.

El responsable de la compra fue el ministro de Seguridad, Sergio Berni. Eso generó alguna confusión por parte de algunos especialistas que argumentaron que el avión adquirido poco servía para esa tarea.

Lo cierto es que la dirección provincial de Aeronáutica pertenece al ministerio que conduce Berni, por tanto, toda compra para ese organismo debe hacerla el ministro de Seguridad

Durante la gestión de Scioli, Aeronáutica pertenecía a la Jefatura de Gabinete, sin embargo María Eugenia Vidal trasladó esa dirección al ministerio de Seguridad.

La ex gobernadora quiso desprenderse de la flota aeronáutica de la provincia y los pilotos la dejaron a pie cuando se plegaron a un paro de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA). Vidal cortó por lo sano y trasladó la dirección provincial de Aeronáutica a la órbita del ministerio que conducía Cristian Ritondo, que al ser una fuerza de seguridad no podía hacer paros.

La provincia de Buenos Aires tiene una carencia importante de aeronaves. "Íbamos a venir en el avión de la provincia, al que yo le llamo ‘el Clio con alas'. Es un avión, que no sé si cualquiera se subiría. Acá tengo algunos que me dicen que no. Caen dos gotas y ya no sale", dijo el Gobernador el año pasado en Olavarría, luego postergar esa actividad varias veces por mal clima.

Ibamos a venir en el avión de la provincia, al que yo le llamo ‘el Clio con alas'. Es un avión, que no sé si cualquiera se subiría. Acá tengo algunos que me dicen que no. Caen dos gotas y ya no sale.

Daniel Scioli compró durante su gestión un avión y dos helicópteros, pero los mantenimientos fueron mínimos. Tanto el ex gobernador como su sucesora optaron por no viajar en aviones del Estado bonaerense y avanzaron con millonarios contratos para alquilar aeronaves.

La historia reciente de las aeronaves de la provincia tiene algunos sucesos curiosos. En octubre del año pasado un helicóptero ploteado con el logo del Ministerio de Seguridad de la provincia apareció un aeródromo de Paraguay, durante un allanamiento anti-narco.

La nave pertenecía a la empresa Beech Flying SA y el presidente de esa compañía es Leonardo Spokojny, una persona cercana a Mauricio Macri, al punto que fue quien se ocupó de la logística de los traslados durante la campaña presidencial de 2015.

Otro incidente curioso que pudo terminar en tragedia ocurrió en 2010 cuando el avión en el que viajaban el entonces ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, y la entonces procuradora de la provincia, María del Carmen Falbo, se desestabilizó al momento del despegue. La aeronave perdió el control tras dar contra un desnivel de la pista del aeródromo de Mercedes y terminó fuera de la pista.

Más leídas
Más relacionadas