25 julio 2024

El FdT presentó en el Senado su proyecto de "refuerzo de ingreso"

Buscan alcanzar a casi 1.700.000 adultos. Se da en medio de los reclamos de movimientos sociales que este domingo marcharon por San Cayetano pidiendo el Salario Básico Universal. 

El interbloque del Frente de Todos en el Senado presentó este lunes un proyecto con el que busca crear un “Ingreso de refuerzo para reducir la indigencia”. Con la firma de las máximas autoridades de la bancada, el debate se instala junto a los sectores que impulsan la discusión de un Salario Básico Universal. La presentación se hace un día después de la marcha realizada por movimientos sociales por San Cayetano.

La iniciativa de Juliana Di Tullio crea una prestación mensual para aquellas personas que están actualmente bajo la línea de indigencia debido a que no alcanzan la canasta básica alimentaria de un adulto, estipulada por INDEC en $15.057 al mes de junio de 2022. La asignación que se pretende aprobar en el Congreso es equivalente a este monto y contempla una actualización trimestral de la misma.

Los números que presentan en el oficialismo indican que alcanzaría a 1.700.000 adultos en condiciones de acceder al refuerzo. “Este universo comprende al grupo de personas adultas que, además de no tener trabajo registrado, no perciben ninguna prestación, jubilación, ni plan social y no cuentan con ningún bien”, informaron en la presentación del proyecto. Hay que recordar que el reclamo por el Salario Básico apunta a casi 9 millones.

El texto que tiene la firma del titular de bancada José Mayans, define que podrán inscribirse las mujeres de entre 25 y 59 años y los varones de entre 25 y 64 para cubrir “a la franja etaria que no está alcanzada por otros programas sociales entendiendo que las personas que quedan por fuera de ese rango pueden acceder a AUH y Progresar o ya han cumplido la edad jubilatoria y por lo tanto se presume que tienen cubierta la canasta básica alimentaria”.

Uno de los datos importantes es que el beneficio será de carácter temporal y se otorgará por un año con la posibilidad de renovación si se verifica que el beneficiario sigue en la misma situación socioeconómica. Uno de los objetivos del proyecto es promover “la incorporación de los beneficiarios al trabajo formal a través de la articulación con empresas y sectores de la actividad económica”.

El Frente de Todos confirmó que el costo fiscal total para lo que resta del 2022 es del 0.09 PBI para lo que resta del 2022 y 0,44 durante todo el 2023. Además, desde el bloque oficialista confirmaron que el proyecto recibió aportes de distintos espacios políticos y sobre todo que fue acordado con el Poder Ejecutivo Nacional. Los garantes son la ANSES, en manos del kirchnerismo, y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, del albertista Juan Zabaleta.

La disputa por planes que abrió Cristina Kirchner en uno de sus discursos este años, tiene su correlato en la agenda del Congreso y da una señal a los movimientos que tensionan con el gobierno nacional.

Más leídas
Más relacionadas