16 junio 2024

Denuncian que movimientos sociales se quedan con los fondos de los planes dados de baja

Desde Unidad Piquetera, sostienen que el dinero de los 155 mil planes Potenciar Trabajo que el Gobierno recortó, es desviado a cooperativas vinculadas al Frente de Todos.

 

Una nueva polémica asecha el ministerio de Desarrollo Social, ya que desde las organizaciones piqueteras opositoras al Gobierno, denuncian que los fondos de los planes que fueron dados de baja, son desviados a través de cooperativas que responden al Movimiento Evita.

Así lo expuso el líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien sostiene que las cooperativas vinculadas a los movimientos sociales oficialistas, como el Evita y Barrios de Pie, conducidas por los funcionarios del ministerio de Desarrollo Social, Emilio Pérsico y Daniel Menéndez respectivamente, se benefician con el millonario presupuesto del Estado.

Al parecer, el recorte de unos 155 mil planes sociales, que el ministerio que conduce Victoria Tolosa Paz, inició tras un reempadronamiento, luego del escándalo por las irregularidades denunciadas por la AFIP, contra algunos titulares del beneficio, es reutilizado desde las agrupaciones que responden a Alberto Fernández.

Es decir, que el famoso “ahorro” en presupuesto que aduce el área social, en realidad no es más que un desvió de fondos en medio de un año electoral. Se calcula que son alrededor de unos 600 millones de pesos, que el Estado debería destinar a personas en situación de vulnerabilidad.

Todo inició cuando el presidente Alberto Fernández, firmó el decreto 728/2022, en donde se estipula que no podrán ingresar nuevos titulares del susidio estatal, además de destinar el dinero de los planes que se darían de baja, para la adquisición de material y herramientas para las cooperativas que administran las propias organizaciones.

Sin embargo, desde el propio ministerio de Desarrollo Social, se admite que el uso del dinero es totalmente discrecional, ya que no existe un órgano de control sobre los presupuestos, y que además, los funcionarios a cargo de la distribución del dinero, son los mismos que manejan las cooperativas.

Par ponerlo en números, la Secretaría de Economía Social que está a cargo de Emilio Pérsico, administra un presupuesto anual de unos 594.285.915.597 de pesos, destinados en su mayoría a los pagos del programa Potenciar Trabajo. Es decir, el funcionario gestiona el dinero destinado a su propia organización social.

Ante este tipo de irregularidades, el dirigente de izquierda, Eduardo Belliboni, denunció que como los convenios entre Desarrollo Social y las Unidades de Gestión son “autorizadas a dedo” la mayoría de los beneficiarios son las cooperativas “que pertenecen al Movimiento Evita y Barrios de Pie”.

Más leídas
Más relacionadas