20 junio 2024

El Gobierno bonaerense convoca a estatales para iniciar la paritaria

Tras el pedido formal de los gremios para que el gobernador cumpla su promesa de arrancar la paritaria en enero, Kicillof recogió el guante y los convocó para el 31 de enero.

La convocatoria para próximo martes 31 de enero se realizará formalmente este viernes. Es extensiva a todos los gremios de la administración pública y al Frente de Unidad Docente bonaerense. De esta forma, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires cumple el compromiso asumido con los sindicatos estatales en el cierre paritario del 2022.

Un compromiso casi roto por el Gobierno de Axel Kicillof. En diciembre el gobernador prometió a los representantes de los trabajadores estatales que la discusión salarial arrancaría los primeros días de enero. Los gremios, viendo que se iba el primer mes del año y sus teléfonos no sonaban, decidieron formalizar ante el Ministerio de Trabajo bonaerense el pedido de convocatoria urgente a paritarias destacando el compromiso asumido por el gobernador.

Según fuentes del Ministerio, la convocatoria será en dos tramos. El lunes 30 terminarán de cerrar con los gremios los temas pendientes del año pasado como recategorizaciones, ascensos y pases a planta permanente de personal contratado, especialmente durante la pandemia.

El comienzo de la discusión salarial 2023 para trabajadores de la Ley 10430 y para docentes arrancará el martes 31. Debate que se va a ver marcado por un contexto de alta inflación para el primer mes del año, que según consultoras privadas el 2023 se ubicará por encima del 5%, similar a la de diciembre pasado.

MDZ habló con representantes sindicales para saber con qué cartas van a ir al encuentro del martes: “El año pasado los estatales bonaerenses a la inflación la corrimos de atrás, por más que digan lo contrario. En diciembre recién pudimos pasarla por unos puntitos, algo que no impactó en los salarios porque esperaron a los últimos días de diciembre para cerrar la paritaria. Ese aumento lo vamos a cobrar la semana que viene con los haberes de enero”, graficó el representante de uno de los gremios mayoritarios de la administración pública provincial.

Desde ATE, gremio cercano al Gobierno de Kicillof, resaltaron la predisposición del Gobierno al diálogo y aclararon: “Primero tenemos que cerrar los temas pendientes del año pasado como son las recategorizaciones y los pases a planta. Después discutiremos salarios y de qué manera se van a ir actualizando”.

En cuanto al ofrecimiento que hará Kicillof a estatales y docentes, en el año donde se juega su reelección, es una incógnita. No se sabe si continuarán con la modalidad de aumentos en tramos con cláusula de revisión, como el año pasado, o si implementaran algún otro tipo de reajuste que también impacte en las jubilaciones.

La intención del Gobierno bonaerense es llegar a marzo sin que los salarios estatales sean depreciados por la inflación. Algo que trataran de mantener a lo largo del año, con aportes permanentes del Estado nacional para compensar la pérdida de los 110 mil millones de pesos que dejara de recibir la provincia por el fallo de la Corte Suprema que ordenó al Gobierno nacional que sean restituidos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Más leídas
Más relacionadas