03 marzo 2024

Qué intendentes le dijeron que no a la reelección indefinida, pero volverán a presentarse

Algunos jefes comunales que se mostraron en contra de ir por un nuevo mandato, según marcaba la ley apoyada por el vidalismo y el Frente Renovador, ahora buscarán continuar en el poder.

Qué intendentes le dijeron que no a la reelección indefinida, pero volverán a presentarse
La Legislatura bonaerense aprobó en diciembre de 2021 la modificación de una ley para que los intendentes con dos mandatos a cuestas puedan tener la posibilidad de ser nuevamente electos en los próximos comicios de este año. La iniciativa contó 36 de los 46 votos del Senado y 68 de los 92 de la Cámara baja. Se trató, sin duda, de un acuerdo político de partes que incluyó tanto al oficialismo como a la oposición y que, en su momento, generó roces internos en cada uno de los principales frentes.

La norma modificada había sido aprobada en 2016, durante el gobierno de María Eugenia Vidal, y establecía el límite de dos mandatos consecutivos pero no dejaba en claro cuál era el mandato que debía considerarse como primero. A partir del 2020 comenzaron a las discusiones en torno a si esto podría realizarse de manera retroactiva ya que según decían los detractores de la norma todas las leyes siempre debían funcionar hacia adelante.

De esta manera se reformó el artículo 7, y se aprobó de manera explícita que “los mandatos de intendentes, concejales, consejeros escolares, diputados y senadores que se hayan iniciado como resultado de las elecciones del año 2017, 2019 y 2021 serán considerados como primer período a los efectos de la aplicación de la presente ley".

A su vez, se consensuó que “el intendente y los concejales serán elegidos directamente por el pueblo, durarán en sus funciones el término de cuatro (4) años y podrán ser reelectos por un nuevo período. Si han sido reelectos no podrán ser elegidos ni ocupar el mismo cargo, sino con intervalo de un período”.

Fueron días complicados. Más de 20 intendentes bonaerense pegaron el salto a Nación, Provincia, CABA y a la Legislatura con la intención de escaparle a la posibilidad de no poder ser electos en 2023. El vacío legal que los acompañaba era que al no cumplir dos años en el cargo, tenían derecho a volver a presentarse.

Sin embargo, la nueva ley aclaró los tantos. Pero dejó agujeros políticos. Sucede que el Frente Renovador y sector del PRO comandado por Vidal se pusieron firmes en la decisión de no acompañar la normativa y votaron en contra. Lo que provocó algunos chispazos internos. Sobre todo en el partido amarillo. Por citar un ejemplo, el exintendente de Quilmes, Martiniano Molina, votó a favor de la nueva normativa y, de esa manera, rompió el vínculo con el ala vidalista.

“Hoy es un día triste y de retroceso para la democracia de la provincia”, afirmó Vidal el día de la votación. Y en esa línea se pararon los legisladores provinciales de Juntos por el Cambio Alex Campbell, Juan Carrara, Johanna Panebianco, Santiago Passaglia, Anastasia Peralta Ramos, Matías Ranzini, Noelia Ruiz y Sergio Siciliano.

Fueron varios los jefes comunales que se mostraron en contra de la posibilidad de volver a presentarse luego de un segundo mandato y tras haber realizado sus críticas a una continuidad. Y fueron pocos los que cumplieron su palabra de salirse del juego. La muestra más clara fue la de Martín Yeza, en Pinamar. Por otros motivos, Héctor Gay en Bahía Blanca también se corrió.

Sin embargo, hubo otros que quedaron en una posición incómoda. "En democracia nada le hace peor a una gestión que eternizarse en el poder. La ley es buena y es de consenso”, aseveró Ezequiel Galli, a cargo de Olavarría. Su intención en la previa era mostrarse en contra de un cambio. Pero luego cambió el discurso. Y ahora, el jefe comuna les presto pronto para ir por un tercer mandato.

Quien también se manifestó de manera clara al respecto fue Guillermo Britos, al mando de Chivilcoy. “Soy partidario de renovar los cargos y dar lugar a otros dirigentes”. Pero el jefe comunal vecinalista tendría todo cerrado para ir por otra elección en su favor.

Desde Puan, Facundo Castelli, del radicalismo, sostuvo estar de acuerdo con los dos mandatos, “con la renovación, con el recambio. Creo que esa siempre fue la bandera del radicalismo y se sancionó en la época de Juntos con la gobernadora Vidal y creo que es una ley que hay que respetar”. Las cosas cambiaron y hoy Castelli va por otro mandato.

La jugada del PRO buscaba debilitar la presencia de la UCR en el interior para pelear internamente los distritos. Pero el radicalismo se unió al Frente de Todos y la ley fue modificada.

Para cerrar, los jefes comunales del Frente Renovador se mostraron siempre en la línea de lo dispuesto por el líder del espacio, Sergio Massa. Pero ante el cambio en la ley ahora son varios los que intentarán un nuevo mandato, entre ellos el jefe comunal de Miramar, Sebastián Iannantuony: “Todo tiene su tiempo, los movimientos son necesarios e importantes para darle continuidad a las políticas públicas. Se trabajará desde el Congreso, pero la renovación tiene que darse y no perpetuarse en el tiempo”. El 2023 lo tendrá como candidato.

Más leídas
Más relacionadas