22 abril 2024

Pronóstico de un diario británico para Javier Milei: “Las estrellas están perfectamente alineadas”

“La pérdida total de confianza en el orden existente ha llegado tan lejos que la tabula rasa empieza a tener sentido”, expresa el editor de Economía Mundial del medio The Telegraph.

En un artículo firmado por Ambrose Evans-Pritchard, el editor de la sección Economía Mundial del medio británico The Telegraph afirma que  Argentina, bajo el gobierno de Javier Milei, ya no tendrá que sangrar sus reservas de dólares para importar gas natural licuado. Ganará dólares energéticos”, asegura.

“Argentina ha tocado fondo. Las circunstancias políticas y económicas no podrían ser mejores para el disruptor hayekiano Javier Milei”, argumenta.

Recuerda que Argentina posee el 21% de las reservas probadas de litio del mundo, que hoy sólo produce el 6% de la oferta y vaticina: “Esto está a punto de cambiar”.

“Los precios del litio se han desplomado un 75 %, pero esto no puede durar. Hay una escasez estructural de este metal para baterías de vehículos eléctricos, razón por la que Elon Musk corteja con tanta asiduidad a su colega libertario en Buenos Aires”, advierte Evans-Pritchard.

Según el Ministerio de Minería argentino, detalla, la producción aumentará un 50% sólo este año. Eurasia Group prevé que la producción se multiplique por diez en 2027.

“A Milei le gusta provocar a los ecologistas sobre el calentamiento global, una ‘mentira socialista’, pero no dejará que se interponga en el camino del boom del litio para vehículos eléctricos. Ha elegido a un entusiasta como nuevo jefe de minería. El sector ronronea de alegría”, afirma The Telegraph.

También advierte que Argentina es el mayor exportador mundial de soja, y una fuerza importante en trigo y maíz. La Niña y la peor sequía que se recuerda redujeron la producción de cereales en un 45% la pasada campaña, privando al país de 20.000 millones de dólares de ingresos por exportaciones. Esta mala suerte fue la gota que colmó el vaso, desencadenando la carrera final del peso: “El regreso de El Niño está devolviendo las lluvias y llenando las cuencas hidroeléctricas. Pronto volverán a llegar los dólares de los cereales”.

Evans-Pritchard, además, explica que Milei hereda un país que ha sufrido una contracción del PIB del 15% desde que el superciclo de las materias primas llegó a su fin en 2011, que la inflación alcanzó una tasa anualizada de 300 puntos porcentuales en septiembre y octubre, acercándose al punto de despegue hiperinflacionario y que, según Arturo Porzecanski, de la Alianza de Inversores en Mercados Emergentes, las reservas del banco central ascienden a 21.000 millones de dólares, pero se acercan a cero si se restan las líneas swap chinas.

En su artículo, asegura que Argentina nunca fue tan rica como dice la leyenda, pero antes de la Primera Guerra Mundial estaba en el escalón superior, con un PIB per cápita y un papel económico muy parecido al de Australia. Suministraba materias primas al imperio comercial británico. El PIB per cápita de Australia es hoy cinco veces superior: “Esa fortuna divergente es el contraste entre un gobierno responsable y un clientelismo caudillista autoritario”.

“Si hubiera que identificar un gran pecado, fue obligar a los exportadores de materias primas a vender sus productos al Estado a precios inferiores a los del mercado, generando dinero para la maquinaria clientelar de Juan Perón y sus descamizados. Cuando eso se agotó, los peronistas pidieron prestado, lo que provocó impagos en serie. Cuando los préstamos se agotaron, el banco central cubrió los déficits fiscales”, escribe Evans-Pritchard.

Sin embargo, advierte: “La situación es desesperada, pero lo desesperado es bueno. La ventaja de Milei es que los jóvenes argentinos saben sin lugar a dudas que el tinglado peronista del estatismo sindical y corporativista -inspirado en Mussolini- ha llegado a un callejón sin salida histórico. Se ha consumido en una espesura de subsidios, controles de precios, robos y tres tipos de cambio distintos”.

Más leídas
Más relacionadas