29 febrero 2024

Presidencia rotativas e interbloques: el nuevo esquema en Diputados

Se definió que la presidencia la ejerza en forma rotativa Alejandro Di Chiara representante de un grupo de intendentes y Alexis Guerrera, alineado con Massa. El bloque de JxC se partió y habrá interbloques. Y un fuera de esa estructura quedó un fragmento de la UCR y el GEN.

 

Los diputados Alejandro Di Chiara, de la sexta sección, al sur del interior bonaerense y ligado al Grupo “Esmeralda” de intendentes del PJ y Alexis Guerrera, del esquema de Sergio Massa, presidirán en forma alterna la cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, en un esquema de alternancia de un año cada uno.

El esquema fue en parte sorpresivo, porque los nombres casi no figuraban en los esquemas previos que se manejaban en la cámara, o lo hacían con baja chance. Pero hay una coherencia de fondo: siempre se habló de una disputa entre el massismo, que desde antes de las elecciones tenía una especie de preacuerdo para comandar la cámara y los intendentes

Cuando se retomaron las conversaciones esta mañana, sorprendió el nombre de Di Chiara, que pertenece al mismo círculo que Mariano Cascallares, diputado e intendente reelecto de Almirante Brown en uso de licencia, que era el que más sonaba para el cargo. Incluso ayer había mantenido un encuentro con el gobernador Axel Kicillof que desató rumores.

Detrás del impulso a Di Chiara (y antes a Cascallares) aparece el llamado Grupo Esmeralda, que en su momento se nucleó en torno a Martín Insaurralde, el exjefe de Gabinete caído en desgracia por el escándalo conocido como el “yate gate” y que ya tenían el control de la cámara a través de Federico Otermín, quien deja el puesto para asumir como presidente en Lomas de Zamora.

En ese marco, Massa, que tenía un pre acuerdo para que un hombre de él presidiera Diputados desde antes de las elecciones, salió a operar con fuerza para tratar de que eso se respete. Se había hablado de Rubén Eslaimán, un hombre de su confianza pero que aparece rozado por el escándalo de “Chocolate” Rigau, aunque no está imputado en la causa.

Por eso, se optó por una suerte de solución salomónica: una presidencia alternada de un año cada uno que comenzará con Di Chiara. Es un esquema similar al que funcionó con Juntos por el Cambio y el Frente Renovador de Sergio Massa, durante la gobernación de María Eugenia Vidal, solo que ahora la alternancia es entre miembros de un mismo frente político.

Una de las particularidades es que ambos legisladores son de pequeñas localidades del interior provincial, cuando hasta ahora las presidencias legislativas estaban en manos de dos integrantes de la tercera sección, el sur y oeste del Conurbano: Otermín es de Lomas de Zamora y la vicegobernadora Verónica Magario, de La Matanza, el llamado corazón del peronismo.

Di Chiara fue varias veces intendente de Monte Hermoso, cerca de Bahía Blanca, en la sexta sección electoral, al sur de la Provincia, mientras que Guerrera lo fue de General Pinto, en el noroeste bonaerense. En este último caso, alternó su pasaje por la Legislatura con un interregno en el que fue ministro de Transporte nacional, a impulso de Massa, a impulso de Massa, su jefe político, que lo colocó en el puesto cuando Mario Meoni murió en un accidente.

Autoridades y bloques

En tanto, después de arduas negociaciones también se llegó a la definición de las autoridades de los principales bloques.

La vicepresidencia primera quedó para Adrián Urrelli, un PRO del riñón de Néstor Grindetti; la vice segunda, para Carlos “Cuto” Moreno, un peronista que oficia de hombre del gobernador Kicillof en la Legislatura y la tercera para la radical Alejandra Lorden. Por el oficialismo, el bloque del Frente para la Victoria será presidido por Avelino Zurro.

Otra de las novedades de la jornada fue la partición del bloque de Juntos por el Cambio, que ahora integrará un interbloque, figura que debió ser especialmente creada por que no existía en la Legislatura.

El bloque radical se llamará UCR + Dipalogo y estará presidido por Diego Garciarena, Pablo Domenichini, el PRO por el santillista Agustín Forchieri y Matías Ranzini; y la Coalición Cívica por Maricel Etchecoin, que responde directamente a Elisa “Lilita” Carrió y el ruralista Luciano Bugallo.

La denominación radicalismo + diálogo diferencia ese espacio de otra participación integrada por radicales y representantes del GEN, que quedó por fuera de esa estructura y adoptó el nombre de Acuerdo Cívico UCR GEN, presidido por Claudio Frangul, en el que figuran Nazarena Mecías, Viviana Viroli, Julio Pascualín, Matías Civale y Natgalia Dziakowsky, del GEN. Los radicales de este espacio están alineados con Facundo Manes, a diferencia de los del interbloque, que responden a Maximiliano Abad.

Más leídas
Más relacionadas