22 abril 2024

Milei duro en su primer discurso: “no hay alternativa al ajuste” ni “al shock”

El presidente electo anunció cambios profundos desde el minuto cero de su administración.

Dijo que al principio la situación empeorará "pero luego veremos los frutos del esfuerzo". El ajuste será de al menos 5 puntos del PBI. Advirtió que quienes corten calles para protestar dejarán de recibir planes sociales. Fuerte respaldo a la fuerzas de Seguridad y un negativo diagnóstico sobre el estado de la educación.

En su primer discurso en funciones como presidente de Argentina, Javier Milei dijo que “ningún gobierno ha recibido” una herencia peor que el de él y que “no hay alternativa al ajuste” para solucionarla, como tampoco la hay, desde su punto de vista, al “shock”. Además, dio un advirtió que corte una calle para protestar “no cobrará” planes sociales y dio un fuerte respaldo a las fuerzas de seguridad.

“Comienza una nueva era en Argentina, de paz y prosperidad, de libertad y desarrollo”, dijo Milei en las escalinatas del Congreso, hablando de cara a la gente que lo vivaba desde la plaza y de espaldas a los legisladores que acababan de participar de la Asamblea Legislativa. En una alocución de 45 minutos, admitió que en los próximos meses tomará decisiones duras: “En el corto plazo la situación empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo”.

Milei dijo que las políticas macroeconómicas del gobierno de Alberto Fernández llevaron a la potencialidad de una inflación del “15 mil por ciento”, un “número que parece ridículo” pero que, aseguró, si no se avanza con medidas dudas puede transformarse en realidad. Acusó al gobierno anterior de dejar “plantada una hiperinflación” potencial y que para evitarlo implementará un ajuste fisca de 5 puntos del PBI.

El flamante presidente en funciones hizo una larga enumeración de indicadores macro y microeconómicos muy negativos. “Nos han arruinado la vida y nos han hecho caer por diez veces nuestros salarios. Por lo tanto tampoco nos debería sorprender que nos estén dejando 45% de pobres y 10% de indigentes”.

Su conclusión es que “debe quedar claro que no hay alternativa posible al ajuste. Tampoco hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo. En primero lugar, porque desde el punto de vista empírico, todos los programas gradualistas terminaron mal, mientras que todos los programas de shock, salvo el de 1959, fueron exitosos”.

El mandatario nacional sostuvo que “habrá estanflación” y la pobreza crecerá en los próximos meses. “En el corto plazo la situación empeorará”, enfatizó y explicó que “dado que la política monetaria actúa con un rezago que oscila entre 18 a 24 meses, aun cuando hoy dejemos de emitir dinero, seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente -enfatizó-. Haber emitido por 20 puntos del PBI como se hizo en el gobierno saliente no es gratis. Lo vamos a pagar en inflación”.

“No existe solución donde se evite atacar el déficit fiscal. De los 15 puntos de déficit, 5 corresponden al Tesoro Nacional. La solución implica un ajuste fiscal en el sector público fiscal, que caerá sobre el Estado y no sobre el sector privado”, anticipó Milei.

Pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo”, advirtió el Presidente, que de todas formas señaló que “no todo está perdido” y si bien destacó que “los desafíos son enormes, también la capacidad” de “resiliencia” del pueblo argentino.

“Es el último mal trago para empezar la reconstrucción de Argentina”, subrayó Milei y destacó que habrá “decisiones duras” en las próximas semanas.

“El que corta no cobra”
En otro pasaje de su mensaje, aseguró que los beneficiarios de planes sociales que corten la calle no “cobrarán”. “Quien corta la calle no recibirá la asistencia del Estado: el que corta no cobra”, lanzó Milei y agregó: “Es un país que contiene a los que lo necesitan, pero que no se deja extorsionar”.

En tanto, aseguró: “No venimos a perseguir a nadie, nuestro proyecto no es de poder, es de país”.

Aquellos que quieren utilizar la violencia o la extorsión para obstruir el cambio se van a encontrar con un presidente de convicciones inamovibles que utiliza todos los resortes del Estado para avanzar en los cambios que el país necesita. No vamos a claudicar, no vamos a retroceder, no nos vamos a rendir. Vamos a avanzar con los cambios que el país necesita”, agregó.

“Se acabó el siga siga”
Se acabó con el siga, siga de los delincuentes”, sentenció Milei al marcar los primeros ejes de lo que será su gestión en materia de seguridad. “Argentina se ha convertido en un baño de sangre. Los delincuentes caminan libres, mientras que los argentinos de bien se encierran tras las rejas”, enfatizó.

En ese marco, el libertario puntualizó en el hecho de que “el narcotráfico se apoderó lentamente de nuestras calles a punto tal que una de las ciudades más importantes de nuestro país ha sido secuestrada por los narcos y la violencia”.

“Nuestras fuerzas de seguridad han sido humilladas y enterradas durante décadas y han sido abandonados por una clase de políticas que nos llevaron a la ruina. Hoy la anomia es tal que solo el 3% de los delitos son condenados”, insistió Milei, a lo que la gente respondió con el cántico de “policía, policía”.

“Un país que dentro de la ley permite todo, pero fuera de la ley no permite nada”, advirtió el flamante mandatario ante sus seguidores.

Diagnóstico educativo
Al referirse al escenario heredado en materia de educación, describió: “Seis millones de chicos hoy irán a dormir a la calle, 16 de cada 100 chicos no terminan la escuela en tiempo y forma. Es decir, que el 84% no terminan la escuela en tiempo y forma. El 70% que sí termina no pueden resolver un problema de matemática básica o comprender un texto”.

“En las última evaluaciones PISA Argentina se encuentra en el puesto 66 de 81 y 7ma en América Latina siendo Argentina el primer país en terminar con el analfabetismo en el mundo. Si se levantara Sarmiento y viera lo que hicieron con la educación”, disparó.

Sobre el final, sostuvo: “Que las fuerzas del cielo nos acompañen en este desafío. Será difícil pero lo vamos a lograr. Viva la libertad, carajo”.

Más leídas
Más relacionadas