25 mayo 2024

Se reaviva el fuego por las reelecciones indefinidas de los intendentes

Más de 70 alcaldes bonaerenses no podrán ir por un nuevo mandato en el 2027, si se mantiene la ley actual. Desde algunos sectores ya hablan de una reforma constitucional.

 

 

En medio de la crisis económica que golpea a los bolsillos flacos de los trabajadores, el tema parece muy lejano, pero ya se rosquea en los pasillos de la Legislatura bonaerense y en las rondas intendentistas el retorno de las reelecciones indefinidas.

Ya a principios de año comenzaron las conversaciones entre intendentes y legisladores, aunque de carácter informal. Si llegara a avanzarse en la misión, para los experimentados en la rosca debería ser este año o en el 2026 (es decir, fuera de calendario electoral). “Si no es así, no lo controlás en la campaña”, señalaron desde “Unión por la Patria”.

En Diputados le bajan la espuma al tema y señalan -desde todas las tribus- que hoy “no es viable”, mientras que en el peronismo argumentan que, después del aumento de sueldos de los senadores nacionales, que ha desatado una ola de críticas, en el Poder Legislativo bonaerense “no estamos habilitados para alguna cosa rara nosotros”.

En el Senado, en tanto, no piensan tan así y reconocieron que la quita de las reelecciones indefinidas podría entrar en el temario del año. Alguno, incluso, se animó a deslizar la posibilidad de una reforma constitucional (es decir, poder avanzar en la vieja deuda de la autonomía municipal) y, a partir de eso, terminar con la ley que les ha traído muchos dolores de cabeza.

Es que en la provincia hay actualmente 69 intendentes con dos y tres mandatos consecutivos, y una decena que posee cuatro, cinco y seis períodos de gestión en sus espaldas, que no podrían volver a presentarse en el 2027.

La preocupación alcanza a peronistas, radicales y del PRO (el massismo, por su parte, sostiene su postura anti reforma, por ser autor de la iniciativa en cuestión), aunque desde el espacio amarillo postularon que entre ellos traerá “un despelote terrible”, tal como ha ocurrido en la última modificación.

Desde el espacio opositor en el Senado -especialmente de la UCR- esperan “gestos” del oficialismo para evaluar si, pasada la mitad del año, se puede avanzar en la premisa.

Por caso, esta semana tendrán luz verde en la Cámara Alta dos proyectos clave para “Unión por la Patria”: la renovación de la emergencia para fábricas recuperadas y la creación del Comité de la Cuenca Hídrica Arroyo San Francisco-Las Piedras.

Los proyectos de salud de Axel Kicillof también serán parte de la discusión. Y, como se ha marcado, la rosca por las reelecciones podría colarse con el proyecto de implementación de boleta única en papel, que también se discutirá en el Senado.

LA TRAMPA. La Ley N° 14.836, sancionada en el 2017, y a la que “Cambiemos” había festejado con bombos y platillos, marcaba que “durarán en sus funciones el término de cuatro (4) años y podrán ser reelectos por un nuevo período”, pero aclarando que, “si han sido reelectos, no podrán ser elegidos en el mismo cargo, sino con intervalo de un período”. Sin embargo, había una trampa.

Es que los intendentes podían volver a sus Municipios, siempre que dejaran el cargo antes de ocupar dos años del segundo mandato. Esto había sido posible por un agregado que había introducido en el decreto reglamentario de la ley María Eugenia Vidal, de la mano de su entonces ministro de Gobierno, Joaquín De La Torre.

“Determinar que la prohibición de reelección para un tercer mandato consecutivo (…) abarca a quienes, habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos años, continuos o alternados”, se leía.

Finalmente, la rosca se había impuesto y, a fines del 2021, mientras se trataba el segundo Presupuesto de Kicillof, las modificaciones a las reelecciones indefinidas habían sido aprobadas.

Más leídas
Más relacionadas